MARQUELIA, Gro., 17 de enero de 2019.- El delegado de la Confederación de Trabajadores y Campesinos (CTC), Fernando Ureña Silvestre negó que esta organización amenace a través del narco a otros transportistas para imponer una ruta, como aseguró el dirigente de Un Nuevo Horizonte, Rogelio Hernández Cruz, y en cambio, acusó a éste de ser un presunto extorsionador.

Indicó que a pesar de que hay quienes se oponen a la nueva ruta Costa Chica-Zona Diamante de Acapulco, irán hacia adelante y a finales de este mes comenzarán a circular los vehículos.

Explicó que hay más de 10 mil concesionarios, aglutinados en Transportistas Adheridos al Bloque General Vicente Guerrero Saldaña, quienes defenderán los derechos e intereses de los taxistas.

“Venimos ahorita a dar el respaldo, ya que hemos recibido amenazas por parte de otros líderes y que están oponiéndose al progreso de lo que es la ruta Marquelia-Acapulco, entonces hemos venido a fortalecer al grupo para que tengan esa confianza en el grupo”.

Por su parte, el presidente de la organización de transportistas 27 de Octubre de Guerrero, Jorge Díaz Perdomo aceptó que el gobierno estatal les otorga facilidades para el desempeño de su labor y aclaró que no solicitan nuevas concesiones para la ruta Costa Chica-Zona Diamante.

“Somos un bloque unido nosotros y el gobierno sí nos ha apoyado en las condiciones., pero ahorita no estamos solicitando ninguna concesión, ya está todo saturado”, expresó. 

En el acto de entrega de propaganda y pega de calcomanías del bloque de transportistas, también estuvo el permisionario Hugo Dircio Figueroa de las Organizaciones Unidas de Transportistas del Estado de Guerrero (OUTEG), quien afirmó que nadie exige concesiones.

Hace cuatro días, el dirigente de la organización transportista Un Nuevo Horizonte Rogelio Hernández Cruz acusó a la CTC de amenazas a través del crimen organizado, con tal de imponer una nueva ruta de la región Costa Chica a Acapulco, tal y como informó Quadratín Guerrero.