ACAPULCO, Gro.,  10 de mayo 2017. El párroco de Costa Azul, Bulmaro Hernández Morales dijo a las madres integrantes de la asociación Familias de Acapulco en Busca de sus Desaparecidos que no están solas.

“Madres de los desaparecidos recordarles que no están solas, junto con ustedes camina Dios, camina la Iglesia, acompañando y escuchando a fin de poder animar en estos momentos de dolor y tristeza y desesperanza”.

Este 10 de mayo, la iglesia de Costa Azul ofreció su misa de las 18:30 horas, en honor a todas las madres, pero en especial a quienes tienen a sus hijos desaparecidos, “ ofrecemos ésta misa como un signo de amor y solidaridad hacia ellas y podamos unirnos y agarrar juntos con nuestras plegarias y oraciones al Dios del amor, la compasión y de la misericordia”.

En sus palabras al comenzar la eucaristía, el padre Bulmaro Hernández mencionó que el año pasado la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) dijo que la desaparición de personas en México es un grave problema de inseguridad, donde Guerrero ocupa el primer lugar en fosas clandestinas y personas desaparecidas a nivel nacional,

“Es por una profunda crisis humanitaria, de seguridad y violencia que ahora estamos padeciendo”, recordó Hernández Morales.

Durante su sermón, hizo una pauta para que una madre de los desaparecidos contara su historia de manera breve, para que conocieran su dolor y pidiera por todos ellos.

“Mi hijo tiene 25 años, era maestro, tenía tres meses de ingresar a dar clases, hace cuatro años que fue privado de su libertad en El Cayaco, ya son cuatro años que no sabemos nada de él, su cuarto, la casa cada vez la sentimos más vacía”, expresó la madre.

Al final de la misa, el párroco pasó a las 10 madres de familia, para bendecirlas y pedir por todos ellas y sus plegarias.