ACAPULCO, Gro., 2 de septiembre de 2020.- El gobernador Héctor Astudillo Flores advirtió que no puede haber excepción en la aplicación de las reglas en el semáforo amarillo.

“No podemos dar excepciones en un momento tan complejo y tan difícil”, dijo, y anunció una operación para vigilar la correcta organización de sombrillas, toldos y camastros en playas, y que estos se encuentren distantes unos de otros.

Reiteró este mediodía que permanecerán cerradas las discotecas y los bares que carezcan de espacios al aire libre.

En tanto el secretario de Educación de Guerrero, Arturo Salgado Urióstegui, récord que ninguna escuela, pública o particular, puede abrir por el reinicio de clases y que los libros de texto son completamente gratuitos y nadie debe cobrar por entregarlos.

Antes, durante la transmisión desde su cuenta de Facebook por la actualización de cifras de coronavirus, Astudillo Flores presumió que durante 24 horas no se registró ni “un solo homicidio” en el estado.

“En las últimas 24 horas que se cuenta de las 6 de la mañana a las 6 de la mañana del otro día, no hubo en este espacio ningún homicidio en el estado de Guerrero”, argumentó.

Sin embargo, minutos antes del mediodía se reportó una fuerte balacera en la colonia Loma Bonita de Acapulco.

En su oportunidad, el secretario de Finanzas de Administración, Tulio Pérez Calvo, informó sobre las nuevas disposiciones por la reactivación económica en la franja de arena.

Comentó que la disposición de sombrillas y camastros en playa contó con una prueba, la cual permitió que se tuviera una reactivación económica ordenada y se eviten así riesgos para los usuarios.