MEDELLÍN DE BRAVO, Ver. 4 de enero de 2015.- La familia del reportero Moisés Sánchez teme lo peor luego de su desaparición el sábado por la tarde cuando lo secuestró un comando de hombres armados y encapuchados, en su domicilio en la comunidad de El Tejar, municipio de Medellín de Bravo.

 

Su hijo, Jorge Sánchez, dijo en entrevista telefónica, que sus captores no han pedido rescate ni se han comunicado con ellos, y sólo esperan que las promesas del Procurador de Justicia del Estado, Luis Ángel Bravo Contreras, se hagan realidad.

 

El funcionario acudió este domingo al domicilio de la familia, en la colonia Gilberto Sánchez, para solicitarles que calma pues estaban haciendo todo lo posible por encontrarlo.

 

Por el momento, Jorge Sánchez, confió en la palabra de la autoridad pero aseguró que sólo esperarán hasta el lunes por la mañana y sino ven resultados comenzarán a movilizarse con ruedas de prensa y manifestaciones.

 

Afuera del domicilio de la familia Sánchez, permanece una patrulla de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado, para resguardarlos y que fue solicitada por la Comisión Nacional de los Derechos Humanos y por la Comisión Estatal de Protección a Periodistas.

 

El joven, también trabajador de un medio de comunicación en el área de diseño, relató que desde el primer momento del secuestro tuvieron miedo por la vida de su padre porque no se llevaron objetos de valor ni dinero, sólo fueron por él y su equipo de trabajo.

 

Moisés Sánchez fue sacado a la fuerza de su casa el sábado cerca de las 7:30 de la noche.

 

Él trabajaba como operador de un taxi pero en sus ratos libres era un reportero ciudadano que subía información del pueblo en su blog La Unión de Veracruz.

 

También, era asiduo usuario de las redes sociales donde también compartía notas del área rural del municipio de Medellín de Bravo, ciudad que su zona urbana está conurbada con Veracruz, Boca del Río y Alvarado.