CHILPANCINGO, Gro., 10 de octubre de 2018.- El presidente de la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH) de Guerrero Ramón Navarrete Magdaleno consideró que no hay garantías de seguridad en la Sierra a pesar del resguardo que dio la Policía Estatal a maestros del municipio de Heliodoro Castillo, porque los grupos delictivos “son más agresivos y están decididos a matar”.

Al concluir la inauguración de las actividades por el 35 aniversario del Colegio de Bachilleres en Chilpancingo, Navarrete Magdaleno concedió una breve entrevista y se le consultó sobre el regreso de maestros a la Sierra resguardados por dos patrullas de la Policía Estatal para reanudar las clases que fueron suspendidas desde el 5 de septiembre.

En respuesta, Navarrete Magdaleno dijo que la Sierra vive un contexto muy complejo que forma parte de lo que está sucediendo en todo el país, y las estrategias de seguridad parecen no ser suficientes.

“Al magisterio se le entiende y no se le puede exigir, los grupos (armados) son más agresivos y no hay valores que los detenga, están decididos a matar y cuyo objetivo no es el de la policía, ellos no se pueden enfrentar a estos grupos, porque los elementos tienen familia y no se quiere poner en riesgo la vida”, expresó.

Llamó al Estado a dar seguridad a los maestros de la Sierra, la cual, dijo, permitiría que la Comisión Estatal de Derechos humanos pueda tener contacto con los docentes y ver que se les garanticen sus derechos.