APAXTLA DE CASTREJÓN, Gro., 16 de noviembre de 2013.- En un hecho que contraviene lo que establece la Constitución General de la República, los integrantes del ayuntamiento de Apaxtla, ubicado en la región norte de Guerrero, acordaron que a partir de ayer entrará en vigor un toque de queda.

Lo anterior, prohíbe el libre tránsito de las personas por las noches, debido al incremento de la violencia, registrado en la cabecera municipal y sus comunidades serranas.

Según la circular emitida, los integrantes del Cabildo invocaron el artículo 50 de la Ley Orgánica del Municipio Libre para adoptar esa radical medida, que establece que el Ayuntamiento puede sesionar para atender asuntos extraordinarios y de trascendencia.