ACAPULCO, Gro., 16 de mayo de 2017.- El presidente del PRI en Guerrero, Heriberto Huicochea Vázquez refutó que el reconocimiento y elogios del coordinador de los alcaldes del PRD, Pablo Higuera Fuentes, al gobernador Héctor Astudillo Flores, fue una expresión sincera al trabajo sin distingo ni ideologías o colores partidistas que realiza el mandatario guerrerense en favor de todos los municipios, no como asegura el dirigente estatal del PRD, Celestino Cesáreo.

En una entrevista dijo que es falso de que Astudillo Flores “les ponga la bota en el cuello” presupuestalmente” a los presidentes municipales, lo que demuestra la mediocridad y la falta de altura política del dirigente estatal perredista, que a todo le ve lo malo pese a que Higuera Fuentes es miembro de su propio partido, por lo que demuestra es que Celestino Cesáreo es un pusilánime.

Huicochea Vázquez subrayó que no por ser dirigente de un partido de oposición puede hacer ese tipo de afirmaciones o acusaciones perniciosas que revelan sus actitudes revanchistas, de intolerancia y dogmáticas en las que solo su verdad es la única, llegando convertirse en ofensas.

El presidente del PRI Guerrero preguntó: ¿cómo es posible que dos personas del mismo partido de oposición tengan tan distintas perspectivas sobre el gobierno de Héctor Astudillo, pues mientras el alcalde reconoce y elogia la labor del gobernador otro quiere empañarla con afirmaciones tan pueriles?

Recalcó el dirigente estatal priista que no solo el presidente municipal de Eduardo Neri, Higuera Fuentes, reconoció el trabajo de Astudillo Flores, sino también lo hizo el diputado local perredista Sebastián de la Rosa Peláez, pues no todos en el PRD tienen la misma visión que sus dirigentes estatales y nacionales y son más constructivos, son opositores con responsabilidad.

Heriberto Huicochea apuntó que apenas unos días atrás las dirigentes nacionales del PRD, Alejandra Barrales y Beatriz Mojica, aseguraban que el gobierno de Héctor Astudillo Flores no actuaba contra la inseguridad ni tenía resultados porque este era un estado fallido, pero resulta que el gobierno del estado realiza un operativo conjunto con fuerzas federales para combatir la delincuencia en la región de la Tierra Caliente, devuelva la calma y la vialidad en sus carreteras, detenga a miembros de las bandas que asolaban a la población y detienen a varios peligrosos delincuentes.

El gobierno de Astudillo está atendiendo también el problema del valle del Ocotito y las interrupciones de tránsito en Tierra Colorada en el que estará actuando para que vuelva la tranquilidad y el orden, ya que el gobernador está enfrentando los problemas de inseguridad y mienten quienes digan lo contrario ya que no hay vacío de gobernabilidad, enfatizó el presidente del PRI Guerrero.

También se debe valorar lo declarado por el secretario de Gobernación, Miguel ángel Osorio Chong, quien reconoció que el gobernador Astudillo ha enfrentado adecuadamente los problemas de inseguridad “por lo que de ninguna manera es necesario nombrar a un comisionado de seguridad en Guerrero”, además de que rechazó que su gobierno sea un estado fallido como algunos dirigentes del PRD habían afirmado, destacó finalmente Heriberto Huicochea.