CIUDAD DE MÉXICO, 8 de marzo de 2020. — “Ni una más asesinada, ni una menos entre nosotras”, “Señor, señora, no sea indiferente, se mata a las mujeres en la cara de la gente”, y “Somos el grito de las que ya no tienen voz”, forman parte de las consignas que se leen en las pancartas, y que en algunas voces se escuchan entre las consignas que se gritan de los colectivos, activistas y mujeres que se manifiestan este 8 de marzo (#8M).

En conmemoración del Día Internacional de la Mujer, con una serie de movilizaciones que arrancaron este fin de semana, en diferentes partes del mundo y el territorio mexicano, donde destacan fuentes teñidas de rojo como La Diana Cazadora, en reclamo por los feminicidios y la impunidad que impera por esos crímenes, este domingo sigue uno de los eventos principales, al ser la fecha que reconoce la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

Grupos de mujeres, encabezados por familiares de víctimas de feminicidio, se congregaron desde la mañana de este domingo en el Monumento a la Revolución, caminarán a la Antimonunenta y después al Zócalo capitalino.

En el Centro Histórico, también se congregaron desde antes de que arrancara la marcha del #8M, a unas horas del paro nacional de mujeres del 9 de marzo, para pintar los nombres de mujeres asesinadas en la plancha del Zócalo, y cuyos casos de feminicidio permanecen en la impunidad.

La nota aquí.