CIUDAD DE MÉXICO, 31 de julio de 2019.- Al reconocer que hay problemas en el país que aún no están resueltos, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador aseguró que la economía va muy bien y descartó una recesión.

“Insistir tanto en la recesión lleva a crear dudas, cierta incertidumbre, nosotros sabemos que vamos muy bien la economía, que está bien el país. No quiere decir que todo esté resulto, hay problemas que estamos enfrentando, pero desde luego vamos muy bien en la parte económica, en lo que tiene que ver con el bienestar”, sostuvo este miércoles en conferencia mañanera desde Palacio Nacional.

Lo anterior, ante los resultados que este martes presentó la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), en los que, según la dependencia, los ingresos presupuestarios del Gobierno Federal fueron superiores al programa en 12 mil 111 millones de pesos y tuvieron un crecimiento de 1.7 por ciento en términos reales en los primeros seis meses de 2019, respecto al mismo periodo del año anterior.

Por ello, el mandatario federal reiteró que estas noticias tienen que ver con la austeridad en su gobierno. “Esto demuestra de que sí, con austeridad, gastando bien, se puede crecer”, dijo frente a periodistas y fustigó que esto no lo alcanzan a entender los tecnócratas, “que queremos que surja la economía desde abajo”.

“Se suponía que no iba a haber crecimiento, se iba a caer, que con dos trimestres seguidos de decrecimiento entrabamos en recesión, pues resultó que no, de acuerdo con los datos del Inegi”, expresó el mandatario federal.

La nota en Quadratín México.