CIUDAD DE MÉXICO., 14 de octubre de 2019.- La Real Academia Sueca de Ciencia determinó otorgar el Premio Nobel en Economía a Abhijit Banerjee, Esther Duflo, Michael Kremer, quienes encabezan una investigaciones con un enfoque experimental para aliviar y combatir la pobreza global.

Las investigaciones realizadas por los galardonados de este año ha mejorado considerablemente nuestra capacidad para combatir la pobreza mundial. En sólo dos décadas, su nuevo enfoque basado en experimentos ha transformado la economía del desarrollo, que ahora es un campo floreciente de investigación, refirió la Academia Sueca.

Uno de los problemas más urgentes de la humanidad es la reducción de la pobreza mundial, en todas sus formas. Más de 700 millones de personas aún subsisten con ingresos extremadamente bajos. Cada año, alrededor de cinco millones de niños menores de cinco años mueren de enfermedades que a menudo podrían haberse prevenido o curado con tratamientos económicos. La mitad de los niños del mundo todavía abandonan la escuela sin conocimientos básicos de alfabetización y aritmética.

Los galardonados de este año han introducido un nuevo enfoque para obtener respuestas confiables sobre las mejores formas de combatir la pobreza mundial. En resumen, implica dividir este tema en preguntas más pequeñas y manejables, por ejemplo, las intervenciones más efectivas para mejorar los resultados educativos o la salud infantil. Han demostrado que estas preguntas más pequeñas y precisas a menudo se responden mejor a través de experimentos cuidadosamente diseñados entre las personas más afectadas.

A mediados de la década de 1990, Michael Kremer y sus colegas demostraron cuán poderoso puede ser este enfoque, utilizando experimentos de campo para probar una variedad de intervenciones que podrían mejorar los resultados escolares en el oeste de Kenia.

Abhijit Banerjee y Esther Duflo, a la par de Michael Kremer, pronto realizaron estudios similares de otros temas y en otros países. Sus métodos de investigación experimental ahora dominan por completo la economía del desarrollo.

Los resultados de la investigación de los galardonados, y los de los investigadores que siguen sus pasos, han mejorado drásticamente nuestra capacidad para combatir la pobreza en la práctica. Como resultado directo de uno de sus estudios, más de cinco millones de niños indios se han beneficiado de programas efectivos de tutoría correctiva en las escuelas. Otro ejemplo son los fuertes subsidios para la atención médica preventiva que se han introducido en muchos países.

La nota aquí.