OAXACA, Oax., 21 de marzo de 2017.- Es literalmente un muladar. Tendederos de ropa, fogatas, basura.

El Zócalo de la ciudad de Oaxaca nada tiene de esplendoroso, aunque desde el balcón del Palacio de Gobierno se vea distinto.

Allá arriba, los funcionarios que despachan dentro del edificio de cantera, están lejos de la fetidez que soporta la gente que transita por este sitio.

Los de abajo, los de a pie, que también sortean tendederos y cables. Es martes, primer día después del puente largo. El movimiento cotidiano de este sitio en el centro de la ciudad comenzó desde muy temprano.

Más información en Quadratín Oaxaca.