IGUALA, Gro., 15 de julio de 2014.- Alrededor de 30 alumnos de la Escuela Normal Rural “Raúl Isidro Burgos” se instalaron sobre la carretera federal Iguala-Chilpancingo, a la altura del kilómetro 126+700, frente al restaurante Las Palmas de esta ciudad, y comenzaron a botear y extraer el combustible a los camiones (diesel) que transitaban por el lugar en ambos carriles.
Los normalistas, quienes se cubrían los rostros con pasamontañas y pañuelos, por dos horas continuas, se distribuyeron en dos grupos; mientras unos boteaban, otros se encargaban de ‘ordeñar’ los autobuses, trailers y algunos autos particulares que se negaban a cooperar con los normalistas.
A las 14:00 horas, los alumnos de Ayotzinapa se retiraron de Iguala con dirección a la ciudad de Chilpancingo a bordo de un autobús.
En tanto, los choferes de las unidades automotoras manifestaron su inconformidad, al igual que los pasajeros de los autobuses, quienes presentaron crisis nerviosa al creer que serían asaltados.