CIUDAD DE MÉXICO, 17 de mayo de 2017.- Al anunciar acciones por la Libertad de Expresión y para la Protección de Periodistas y Defensores de los derechos humanos, el presidente Enrique Peña Nieto aseguró que es obligación del Estado mexicano en su conjunto otorgar garantías a los comunicadores para el desempeño de su profesión ante la amenaza que representa el crimen organizado, en ocasiones infiltrado en instancias de gobierno locales.

Por ello, señaló que sociedad y gobierno se tienen que asegurar de que la fuerza de la razón y la verdad prevalezca sobre la sinrazón de la violencia y el miedo.

Ante el Ombudsman nacional, Luis Raúl González Pérez, el presidente dijo que el homicidio de periodistas y activistas, muchas veces es síntoma de un fenómeno mayor de impunidad al que se debe poner punto final a partir de la acción coordinada de los tres poderes y órdenes de gobierno.

Para lograrlo, indicó que es necesario la corresponsabilidad de autoridades federales y estatales para protección a periodistas y defensores de los derechos humanos, a fin de castigar con todo el peso de la ley a quienes atentan contra su labor.