CHILPANCINGO, Gro., 10 de enero de 2019.- Locatarios ubicados frente a la Fiscalía General del Estado (FGE), denunciaron que el fiscal Jorge Zuriel de los Santos Barrila ordenó retirarlos tras el ataque armado registrado el miércoles en el que murió el ex coordinador ministerial Rey David Cortés.

Sin previo aviso, la mañana de este jueves personal de Tránsito Municipal llegó a la vía conocida como Callejón de entrada al fraccionamiento Potrerito para retirar los automóviles estacionados, como parte de las medidas preventivas que se pretenden emplear.

De acuerdo con los propietarios de puestos de comida, a la par se les indicó que comenzaran a desalojar sus locales, pues el fiscal no los quería ubicados ahí porque obstruyen la vista.

Luis Hernández, uno de los locatarios, expresó que tienen más de 10 años en el lugar y todos pagan sus impuestos al Ayuntamiento, además de ser una fuente de empleo pues entre los tres locales tienen al menos nueve empleados.

Yadira Aguilar dijo que quieren limpiar la zona después de que pasó el hecho violento, cuando deberían brindar seguridad; aseguró que ellos no saben si las personas que llegan a comer son buenas o malas pues dan el servicio a todos, incluso a personal de la misma corporación.

“Lo que pensamos que teníamos seguridad porque estamos frente a la Fiscalía y realmente no lo vimos, así salieron corriendo, se fueron y ahora sí salieron (las autoridades) cuando la persona estaba tirada”, expresó. Los locatarios advirtieron que no se quitarán de la zona pues es su fuente de trabajo.