OMETEPEC, Gro., 3 de febrero de 2020.- Padres de familia del Instituto Tecnológico Superior de la Costa Chica con sede en este municipio, exigieron a los directivos, maestros de ese centro educativo y principalmente a quienes mantienen tomado el plantel, que devenguen su salario y permitan el reinicio de las clases.

La madre de familia, Eduarda Flores Hernández dijo que los maestros que piden la destitución de la directora Hortencia Montero Mayrén, deben acudir con pruebas a los tribunales laborales, civiles o penales, para dirimir sus inconformidades y permitir que haya clases cuanto antes.

“Venimos a exigir que se abra ya la escuela verdad, porque los chicos están perdiendo clases, ahora no sé del otro lado qué es lo que pasa de las otras personas que están manifestándose, si ellos tienen algún problema pues que lo resuelvan en otra instancia, no aquí en el Instituto, porque están perjudicando a los alumnos”, expresó.

Por su parte, Agustina López señaló que ella como pudo, consiguió para pagar los 825 pesos por la inscripción de cada una de sus dos hijas y recalcó que es injusto que no haya clases por problemas personales entre el grupo de maestros disidentes con la directora.

“Uno no tiene dinero, consigue dinero para pagar y que no haya clases, que esté cerrado, no, que solucionen este problema de otra manera, que no afecten a nuestros hijos, no se vale que hemos pagado y que no estén recibiendo clases”, sostuvo.

Otra madre afirmó que un grupo del comité provisional de 35 alumnos que apoya a los 40 profesores que piden la dimisión de la directora, no puede decidir por los mil 800 estudiantes y 138 maestros que conforman la matricula total de ese centro educativo, por lo cual urgió al secretario de Educación de Guerrero, Arturo Salgado Urióstegui y al propio gobernador Héctor Astudillo Flores, que intervengan para solucionar este conflicto que ya cumplió dos semanas.

El grupo del comité provisional de alumnos del Tecnológico sostuvo una reunión con cuatro integrantes del comité oficial de alumnos, sin embargo no permitieron el acceso a los reporteros por lo cual se desconocen los acuerdos a que llegaron.