ACAPULCO, Gro., 2 de septiembre de 2014.- Varios cientos de elementos de seguridad en Acapulco, quienes reprobaron los exámenes para incorporarse a la nueva policía estatal, realizaron una marcha por la Costera Miguel Alemán y la avenida Cuauhtémoc para exigir su liquidación al cien por ciento.

Señalaron que la gran mayoría tiene más de 30 años laborando en la Secretaría de Seguridad Pública en el Estado y los quieren dar de baja con una liquidación mínima, por lo que exigieron al alcalde Luis Walton Aburto se les respete sus derechos laborales.

Los inconformes son encabezados por el asesor jurídico Jesus Antonio Lemus Berltran, y con pancartas en mano, realizaron también un plantón en el asta bandera.

Lemus Beltrán denunció que ya han sostenido tres reuniones con el alcalde LuisWalton Aburto, pero el edil se deslindo de responsabilidad porque los elementos pasaron a ser del mando único estatal.

Sin embargo, dijo que en las reuniones sostenidas con el secretario general de gobierno Jesus  Martínez Garnelo, éste ha contradecirlo al alcalde y afirma que si es de su competencia otorgarles las indemnizaciones al 100 por ciento y otras prestaciones que son parte de su liquidación.

Los inconformes harán una protesta en el ayuntamiento con las pancartas donde también exigen el pago del seguros de vida para los uniformados caídos en cumplimiento de su deber.

Desarmados desde hace ya varias semanas, los policías que no lograron pasar los exámenes en Acapulco y en el Distrito Federal fueron informados que serían dados de baja, otros más por enfermedad y por ser adultos mayores.

El gobernador se comprometió a liquidarlos conforme a derecho y en algunos casos se les daría apoyo con proyectos productivos para que pusieran un negocio en sus hogares.