ATOYAC, Gro., 14 de diciembre de 2018.- Policías municipales y viales que se mantienen en paro desde hace tres días, cerraron la válvula al sistema de agua que abastece al municipio, como protesta por no ser atendidos por la alcaldesa perredista Yanelly Hernández Martínez.

Este viernes se cumplen tres días del paro de laboral de los agentes, quienes continúan con la toma de las instalaciones y el cierre de todas las oficinas municipales, incluyendo la CAPASMA y el DIF, por lo cual los ciudadanos no pueden realizar trámites.

Los uniformados solicitaron a la alcaldesa perredista la instalación de una mesa de trabajo y que en un Cabildo abierto sean tratados todas sus peticiones.

Entre sus demandas están la destitución del secretario de Seguridad Pública municipal, Marcos Fierro Sánchez por presunto autoritarismo, que se garantice el pago de aguinaldo, seguro de vida y viáticos, así como la recontratación de personal que fue dado de baja de la corporación.