CHILPANCINGO, Gro., 11 de julio de 2018.-Trabajadores de Salud municipal pararon labores y tomaron las oficinas centrales en rechazo al nombramiento del odontólogo Rolando Rivera Solano como director.

De acuerdo con una de las denunciantes, el nuevo cambio hecho por el alcalde Marco Antonio Leyva Mena incumple el perfil necesario para ese puesto, además de que cuando llegaron dijeron que “venían con todo” pues le habían ganado hasta al Congreso.

Denunció que desde su primera etapa, Leyva Mena recurría al nepotismo para emplear hasta a su papá, quien trataba mal a los trabajadores, lo cual no quieren que se repita pues se comportan déspotas con los trabajadores.

De las oficinas centrales son 180 trabajadores los que tomaron las instalaciones y a decir de la denunciante son más de 600 los que los apoyarán de las 32 unidades que hay en el municipio, de las que 12 son urbanas.