CHILPANCINGO, Gro., 8 de mayo de 2017.- Maestros y trabajadores administrativos de la escuela preparatoria número 33, ubicada en el barrio de San Mateo de la capital, pararon labores y tomaron el plantel para exigir la salida de una profesora que golpeó a otra.

Los manifestantes acusaron a la docente Mónica Ortiz de ser agresiva e intransigente, y aseguraron que la mayoría de los alumnos de la institución también piden su salida.

Asimismo, indicaron que mantendrán su protesta hasta que la Universidad Autónoma de Guerrero atienda el problema.