CHILPANCINGO, Gro., 8 mayo de 2017.-El gobernador Héctor Astudillo Flores afirmó que el dirigente nacional de Morena, Andrés Manuel López Obrador, quien dijo el sábado que Guerrero “va muy mal”, se aprovechó de la situación para realizar una precampaña totalmente anticipada, y señaló que las instituciones electorales deben encargarse.

Entrevistado en Chilpancingo al finalizar los honores a la bandera y la inauguración del edificio Tierra Caliente en Palacio de Gobierno, al gobernador insistió en que “Guerrero no podía estar peor después de lo que pasó en Iguala y que Andrés López Obrador se anduvo abrazando con (José Luis) Abarca, que está en la cárcel”.

El sábado en su visita a la capital, López Obrador aseguró que Guerrero va muy mal y que la situación ha empeorado en la actual administración, además de asegurar que en encuestas, la gestión de Héctor Astudillo tiene una calificación casi tan mala como la del presidente Enrique Peña Nieto.

El gobernador agregó que las declaraciones del líder de Morena “no se pueden aceptar y a veces hay que hablar, de esas declaraciones que se digan frente a un templete en una campaña anticipada, pero ese no es mi problema, es problema de las instituciones electorales”.

Al insistirle si él ve una campaña anticipada por parte de López Obrador, Astudillo Flores dijo:

“Desde el momento en que tú oyes que ‘vamos a recuperar Guerrero’, desde el momento que escuchas expresiones como esas, por supuesto que hay campaña anticipada, el problema es que se aprovechan los acontecimientos para anticipar campaña, y con todos los problemas se camina en el estado en muchos aspectos y en otros no se camina como quisiéramos porque no es un problema que se resuelva de la noche a la mañana”.

En cuanto a la marcha del PRD este domingo en Chilpancingo, el mandatario consideró que los militantes y seguidores de ese partido lo hicieron en todo derecho de manifestación, “porque vienen de circunstancias que entiendo, a todos ellos, merecen mi apoyo moral, por supuesto mi solidaridad. Nadie en su sano juicio aspira que le quiten la vida a un guerrerense, eso es muy diferente organizar una campaña de descalificaciones”.

Por otra parte, al preguntarle sobre los habitantes del municipio de Heliodoro Castillo (Tlacotepec) que se armaron contra la violencia, el gobernador se negó a opinar: “en ese caso especial que tú mencionas, sin comentarios, es toda mi opinión”.