CHILPANCINGO, Gro., 17 de enero de 2019.- Trabajadores de la Fiscalía General del Estado pararon labores y desalojaron las oficinas de la capital para exigirle al fiscal Jorge Zuriel de los Santos Barrila el pago del bono de riesgo que debieron recibir desde el 7 de junio de 2017, compromiso que hizo el gobernador Héctor Astudillo Flores.

Desde las 11:00 horas, unos 200 empleados, entre agentes del Ministerio Público, policías ministeriales y peritos, cerraron las instalaciones para presionar a De los Santos Barrila a que les conceda una audiencia. Al no ser atendidos, procedieron a desalojar el edificio.

Jesús Castrejón de la Cruz, uno de los trabajadores, indicó que también piden un aumento salarial del 50 por ciento, pero aclaró que la demanda central es el pago del bono, que asciende a unos 7 mil 500 pesos mensuales, para más de mil 500 empleados en todo el estado.

Empleados de las agencias del Ministerio Publico de los municipios de Arcelia, Taxco, Teloloapan, Zihuatanejo e Iguala también se sumaron a esta protesta, aseguraron dirigentes.

Una comisión de manifestantes ingresó a una reunión con funcionarios de la dependencia.