ACAPULCO, Gro., 12 de octubre de 2020.- El ombudsperson guerrerense, Ramón Navarrete Magdaleno participó como ponente en el Foro Virtual denominado “Cinco Siglos de Persistencia y Perspectivas de Empoderamiento de los Pueblos indígenas y Afromexicano en la Agenda 2030”, celebrado por el 21 Aniversario de la Creación de la Secretaría de Asuntos Indígenas y Afromexicanos (SAIA) que dirige Javier Rojas Benito.

De acuerdo con un boletín, el Foro también contó con la participación del secretario de la Cultura del estado, Mauricio Leyva Castrejón, José Bentacourt, en representación del rector de la Universidad Autónoma de Guerrero (Uagro), Javier Saldaña Almazán y la senadora de la república por Oaxaca, Susana Harp Iturribarría.

El ombudsperson guerrerense fue el encargado de cerrar el evento comentando, “este 21 Aniversario de la Secretaría de Asuntos Indígenas y Afromexicanos como una institución paralela a la Comisión de Derechos Humanos, que buscamos siempre difundir estos derechos humanos de los cuales son titulares las y los indígenas, así como las y los afromexicanos, en esta hermandad de responsabilidad, me honra felicitar a todo el personal que hace esta función tan noble de visibilizar los derechos humanos y además, trabajar en favor de nuestras y nuestros hermanos indígenas y afromexicanos.

“El andamiaje jurídico ya está en nuestras Leyes domésticas, nuestra Constitución Local, en la Constitución Federal, en el ámbito internacional tenemos la Declaración Universal de los Derechos Humanos y por supuesto, la Carta de las Naciones Unidas en el tema. A partir de que en Chilpancingo los Sentimientos de la Nación, centraron las bases para estas otras Leyes, incluyendo a la Constitución, incluso a las que se han emitido a nivel internacional, los Tratados, los Acuerdos, que son además ratificados por México a través de su Senado de la República y que nos permite llevar a todas y todos los mexicanos y en nuestro caso, a las y los guerrerenses en esta ruta jurídica”.

Continuó: “Los Derechos Humanos son los mismos que tenemos en nuestro estado, hombres y mujeres debemos gozar de ellos, sin embargo, la realidad nos sorprende, nos alcanza, realmente en un ejercicio de honestidad, sabemos que nuestras y nuestros indígenas, al igual que nuestras y nuestros afromexicanos, no tienen el ejercicio pleno de sus derechos humanos; pero qué pasa con ellos, además del desconocimiento de la Ley por el hecho natural de que gran parte de las y los mexicanos no conocemos la propia Constitución, de ahí se deriva que tengamos problemas no solo del cumplimiento personal de las obligaciones que nos imponen las Leyes, sino de esa cultura propia que debe haber por respetar los derechos de todas y todos, incluyendo a las diversidades y etnias”, culminó.