CHILPANCINGO, Gro., 22 de septiembre de 2020.- Trabajadores de Protección Civil del estado, bomberos y policías estatales arribaron al Congreso local para sofocar el incendio que provocaron normalistas de Ayotzinapa, así como para resguardar el área para que peritos de la Fiscalía hagan el recuento de los daños.

Al lugar también llegó el secretario de Seguridad Pública, David Portillo Menchaca, quien informó que el ataque al recinto legislativo no dejó lesionados, sólo daños a una parte del inmueble.

También dijo que la dependencia a su cargo no perseguirá a los estudiantes este día.

En el ataque a las instalaciones del poder Legislativo resultaron dañadas las ventanas de la biblioteca, la entrada principal y el estacionamiento. Las paredes fueron pintarrajeadas con las consignas “Nos faltan 43” y “Justicia”.