ZIHUATANEJO, Gro., 3 de mayo de 2019.- Albañiles de este municipio festejaron el Día de la Santa Cruz con comida, cerveza y cohetes.

En un recorrido por Quadratín, se constató que los trabajadores de la construcción aprovecharon la oportunidad para pasar un rato de esparcimiento en las obras en las que se encuentran laborando.

El albañil Miguel Alonso dijo que “hay Día del Doctor, Día del Abogado, Día del Arquitecto, por lo que los albañiles no pueden quedarse sin su festejo cada año”.

El delegado de Transporte de la Confederación Regional Obrera Mexicana (CROM), Aldo Galván Acosta informó que en la última década ha disminuido considerablemente el número de obras en todo Ixtapa-Zihuatanejo. No obstante, la inversión privada se continúa dando en varios puntos del municipio, principalmente en la zona oriente como El Aeropuerto y playa Blanca.

Según lo informado por albañiles, su actividad comienza a disminuir a partir de junio y la mala racha se extiende hasta noviembre, cuando concluye la temporada de lluvias. “Mucha gente suspende sus obras o decide iniciarlas hasta que deja de llover”.

Un ayudante de albañil cuenta con un sueldo semanal aproximado de mil 800 pesos, mientras que un maestro albañil gana entre tres mil 500 a cuatro mil pesos. Aunque su trabajo es de los mejores remunerados en comparación con los de hotelería, el poco desarrollo de obras y la llegada de obreros foráneos pega a su actividad.