CIUDAD DE MÉXICO, 26 de enero de 2019.- La Procuraduría General de Justicia (PGJ) realiza trabajos de campo y gabinete sobre siete posibles casos en los que se establece una modalidad para extorsionar a la gente, denominada Gota a Gota, en las alcaldías Cuauhtémoc, Gustavo A. Madero y Azcapotzalco.

Por ello, fijó acciones para prevenir y combatir las extorsiones de Gota a Gota y trabajará con el gobierno de Colombia para inhibir el ilícito.

Desde 2015, añadió PGJ, se tiene conocimiento que este ilícito empezó a cometerse principalmente por personas de nacionalidad colombiana en el comercio informal, como los tianguis, donde los líderes de los comerciantes señalaban a quienes tenían necesidades de obtener recursos inmediatos para solventar sus negocios; posteriormente, se extendió a los que estaban debidamente establecidos.

Los préstamos eran ofrecidos con la ventaja de no requerir fiadores ni garantías; sin embargo, a los deudores se les pedía una copia de su credencial de elector.

Una vez que se consolidada la deuda, los prestadores regresaban a los establecimientos de las víctimas, les cobran altos intereses sobre los pagos programados y ante la imposibilidad de realizarlos, los amenazaban y golpean; además, les roban su mercancía.

A pesar de que algunos de los deudores liquidaban la deuda, continuaban las extorsiones y agresiones.

Más información aquí.