ACAPULCO, Gro., 7 de mayo de 2018.- El abuelo de la bebé raptada de la clínica familiar del IMSS de la colonia Zapata el pasado dos de mayo, Ángel Chula Rafaela y su abogado Rigoberto Popoca Soto indicaron que buscarán que la mujer que se llevó a la recién nacida sea enjuiciada por sustracción de menores.

En conferencia de prensa, Rigoberto Popoca dijo que la mujer, quien dijo llamarse Natividad, está bajo detención preventiva por robo de infantes, pero aseguró que piden sea por “sustracción de menores”, aunque por el momento no sabe la penalidad por el delito.

Explicó que en el Hospital Donato G. Alarcón desconocen a la mujer como trabajadora social, “pero se están haciendo las investigaciones por parte del Ministerio Publico, citando al personal para que declare en relación a la facilidad que tenía (por parte de la secuestradora) para entrar y salir del inmueble”.

Ángel Chula contó que su hija Graciela Chula González de 20 años, dio a luz el pasado primero de mayo en el hospital Donato G. Alarcón de Ciudad Renacimiento.

A ese lugar, Natividad “N” llegó y se presentó como trabajadora social del nosocomio y dijo al personal que Graciela se encontraba grave, por lo que debía trasladarla a la clínica del IMSS en la colonia Zapata.

Explicó que la mujer hizo los trámites para el traslado y les pidió que “se pasara como familiar de nosotros” para agilizar la internación de Graciela, de quien mostró un documento médico en el que la diagnosticaba con eclampsia.

Ángel Chula dijo que al momento del robo de la menor, gritó dentro de la clínica para que cerraran las puertas, mientras se puso a buscar en los baños para checar si se encontraba la señora

Reconoció que sufrieron abuso de confianza por parte de Natividad “N”, ya que en su ignorancia, creyeron que en verdad era trabajadora social del hospital.

Reprochó que en un principio, en el IMSS no le hicieron caso hasta que llegó el Ministerio Publico a realizar las investigaciones.

Explicó que pidió ayuda a los policías, a quienes primero identificó como federales y después como militares, pero también le negaron el apoyo, “no me hicieron caso, que yo estaba loco”.

“Mi asunto es cómo entró esa señora y nosotros no nos dejan entrar como familia. Cómo una persona que no tiene una persona adentro y nosotros como familia no nos dejan entrar”, expresó Chula Rafaela.

Informó que la bebé se encuentra en el DIF municipal y que este lunes iba a ser entregada a sus familiares.

Señaló que su hija se encuentra grave de salud, por lo que solicitó apoyo económico.

Finalmente negó rotundamente la versión de que ellos vendieran a la bebé.