ACAPULCO, Gro., 23 de junio de 2019.- En víspera del Día internacional a favor de las víctimas de tortura a conmemorarse el próximo miércoles 26, el arzobispo Leopoldo González dijo que tras la difusión de un video donde se asfixia a un detenido por el caso Ayotzinapa, se debe investigar y escuchar a las víctimas, a fin de establecer la verdad y actuar en justicia, en cuanto a la desaparición de los 43 normalistas.

Durante su conferencia semanal en la iglesia Nuestra Señora de la Soledad, el prelado católico expresó que “quizá en algún momento podamos escuchar a alguna de las víctimas y expresarles que nos duele y nos indigna lo que sufrió, hacer conciencia de la necesidad de una capacitación verdaderamente profesional de todos aquellos que tienen a su cargo la investigación de los crímenes y delitos en nuestra sociedad, de modo que respetando la dignidad de la persona humana puedan llegar a la verdad de los hechos”.

Dijo que el video exhibe, que se pueden detener a personas que no cometieron delitos y mantener libres a los que verdaderamente son una amenaza para la sociedad, por lo cual pidió a la ciudadanía no acostumbrarse a mirar la crueldad y desesterarla, así como evitar dramas y películas llenas de violencia.

“Algo muy importante, buscar y hacer nuestras actitudes de ternura, fraternidad y de perdón que son contrarias a la crueldad, conforme a derecho, se establezca la verdad y de acuerdo a la verdad, se proceda en justicia, el camino que hay que andar se ha de caminar”, afirmó.

Por otra parte, respecto a que el diario guerrerense El Sur denunció que su director Juan Angulo Osorio y el del Centro de Derechos Humanos de La Montaña Tlachinollan, Abel Barrera Hernández, fueron amenazados por autoridades del Comisariado de los Bienes Comunales de Cacahuatepec, Leopoldo González llamó a que todos abonen a la reconciliación.

Del paro que hicieron por cinco días trabajadores sindicalizados del gobierno municipal, el arzobispo subrayó que se debe de priorizar el diálogo, ver por el bien común y así poder llegar a acuerdos. “Es natural que surjan conflictos, no hay que cerrar los ojos ante ellos, pero tampoco hemos de abonar a su perpetuación, el diálogo mirando por el bien común”, finalizó.