ACAPULCO, Gro., 15 de diciembre de 2013.- La iglesia católica de Acapulco, pidió a las autoridades gubernamentales que den a conocer información oficial en torno a las detenciones y presuntas desapariciones de líderes de transportistas y comerciantes que bloquearon por más de 13 horas las vialidades de esta ciudad el pasado 12 de diciembre, ante la amenaza de retomar las protestas este lunes.

El arzobispo Carlos Garfias Merlos consideró que debe imperar el diálogo para encontrar una salida a las demandas de estas personas, ya que la obstrucción de las vialidades perjudica a terceros, daña la imagen del puerto y ahuyenta al turismo. “Y no es justo que trastorne así a Acapulco”.

Dijo que también los manifestantes deben clarificar las causas de sus movilizaciones y que éstas se realicen ante las autoridades correspondientes, sin afectar a terceros.

“Yo insisto mucho en que tenemos que pedir las informaciones oficiales, pedir a las autoridades, a las personas que están manifestándose, lidereando estos grupos, que nos den una información a toda la sociedad, para poder conocer exactamente qué es lo que está pasando”.

El arzobispo consideró “triste y lamentable que los mismos de Acapulco estén generando esta situación iniciando una temporada vacacional”. “Yo espero que se logre tener diálogo para que no se llegue a tener estas manifestaciones, que resultan de mucho daño para toda la sociedad”.