CHILPANCINGO, Gro., 12 de diciembre de 2018.- El presidente del Movimiento Nacional por la Esperanza (MNE), René Bejarano Martínez estuvo en Guerrero para convocar a los partidos de izquierda o progresistas a retomar sus orígenes y a la unidad con miras a 2021 y, en el caso de Morena, a tener una actitud de más humildad.

En un acto desarrollado en un hotel de la capital, el ex perredista dijo que las fuerzas progresistas deben entender que la transformación en el país requiere avanzar sin exclusiones, no sólo con los que ya participan sino con la suma de más actores con representatividad, pues dijo que los poderes fácticos y las fuerzas oscuras están agazapados y no se deben menospreciar porque intentan descarrilar ese proceso.

Consideró que los partidos que apostaron al Pacto por México, con el ex presidente de la República, el priísta Enrique Peña Nieto, ya pagan las consecuencias de ese error y advirtió que si persisten va a seguir su debilitamiento.

Dijo que en el caso del PT, PRD y Movimiento Ciudadano deben ser más independientes del PRI y del PAN para mostrar congruencia y trabajar conforme a sus ideales y principios para dejar de ser parte de una estrategia de derecha que busca golpear el actual gobierno federal.

En el caso de Morena, indicó que deben ser más sencillos, humildes e incluyentes y seguir el ejemplo del presidente Andrés Manuel López Obrador.

“La soberbia, el sectarismo y la prepotencia no son buenas actitudes para tener buenos resultados políticos, generalmente se revierten para quien cae en eso”, expresó.

Con respecto a la división que se vislumbra al interior de la bancada de Morena, Bejarano Martínez los llamó a ser congruentes y a no perder tiempo en querellas por ambiciones que no son importantes, pues tienen una gran responsabilidad con los electores.

“Cuando las fuerzas progresistas se entretienen en disputas desgastantes terminan siendo derrotadas por las derechas, que corrijan a tiempo, yo confío en que lo van a hacer, van a ir acomodándose paulatinamente”, dijo.