CIUDAD DE MÉXICO, 12 de diciembre de 2018.- De cara a sacar adelante un tema prioridad para el actual gobierno federal en materia de seguridad, este martes la Comisión de Puntos Constitucionales de la Cámara de Diputados retomó el análisis de la iniciativa sobre la creación de la Guardia Nacional.

Los legisladores, que analizan la iniciativa que propone reformas a los artículos 13, 16, 21, 31, 32, 36, 55, 73, 76, 78, 82, 89 y 123 de la Constitución respecto a la creación de la Guardia Nacional, sostendrán reuniones con especialistas en la materia para tener la información suficiente y elaborar el dictamen correspondiente.

En ese sentido, la primera reunión fue con el representante en México de la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ONU-DH), Jan Jarab, quien reconoció el gran desafío que tiene el nuevo gobierno en materia de seguridad, pues recordó que en 2018 los homicidios llegaron a los niveles más altos del siglo, el crimen organizado está infiltrado en muchas autoridades públicas, y los indicadores en materia de derechos humanos son igualmente preocupantes.

Jan Jarab, destacó que la perspectiva del cambio de paradigma de seguridad, prometido por el actual Presidente de la República, significa una fuente de esperanza, ya que en su estrategia busca materializar la paz y superar la lógica de guerra; transitar hacia una regulación menos represiva en la política de drogas; combatir la corrupción y priorizar la prevención.

Sin embargo, señaló que es preocupante la definición de la Guardia Nacional como militarización de la seguridad pública, y recordó que desde 2008 la ONU-DH ha advertido que esta decisión sería problemática en términos de derechos humanos.

“El entrenamiento y la filosofía de los militares, basadas en el combate del enemigo, no son idóneos para la prevención y persecución del crimen”, sostuvo.

Sigue la nota aquí.