ACAPULCO, Gro., 15 de junio de 2017.- Con el fin de evitar la deserción escolar en el estado de Guerrero, la Comisión Permanente del Congreso de la Unión, aprobó el punto de acuerdo presentado por el senador Esteban Albarrán Mendoza, en el que se exhorta a la Secretaría de Educación Pública a ampliar la cobertura del Programa de Becas de Educación Media Superior (PROBEMS), otorgándoles un mayor número de becas a los estudiantes guerrerenses.

De acuerdo con un boletín, el senador guerrerense Esteban Albarrán, consideró que la educación tiene como funciones sociales básicas, la de ampliar las oportunidades educativas para reducir desigualdades entre grupos sociales, así como cerrar brechas e impulsar la equidad al dotar a los alumnos de competencias y conocimientos para construir una productiva e integral trayectoria individual y comunitaria..

Señaló que en nuestro país, en especial en el estado de Guerrero, la deserción escolar mina el anterior cometido y propicia un efecto contrario: “las fisuras sociales se amplían y la movilidad social se pierde, si quienes tienen menos oportunidades y recursos abandonan las aulas”.

En este sentido, agregó el senador guerrerense, la deserción escolar afecta, no solo los ámbitos económico y social de los jóvenes, si no que se traduce en sociedades fragmentadas que debilitan la función educativa de coadyuvar a la cimentación de una ciudadanía responsable.

Reveló que en Guerrero, al igual que en otras zonas pobres del país, de acuerdo a datos oficiales, se encuentran inscritos cerca de 129 mil 324 alumnos en el nivel medio superior, de los cuales 65 mil son mujeres y 64 mil hombres y de ellos, el 16 por ciento abandona sus estudios, generalmente por motivos económicos en donde la familia no tiene la capacidad para seguir sosteniendo sus estudios.

Afirmó el senador Albarrán, que una aportación importante para mitigar esta problemática de deserción escolar en el estado de Guerrero es el PROBEMS, organismo dirigido a beneficiar a los alumnos inscritos en una institución pública de Educación Media Superior y cuya finalidad es otorgar apoyos monetarios a estudiantes de escasos recursos económicos que cursan ese nivel de estudios, sobre todo a los que el ingreso familiar está por debajo de la línea de pobreza patrimonial, que es determinada por el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (CONEVAL).

Destacó que en un estado con altos índices de deserción escolar como Guerrero, es necesario ampliar la cobertura en el otorgamiento de becas, ya que no es posible que en el segundo informe trimestral 2016 del Programa Nacional de Becas, solo se hayan otorgado 13 mil 121 becas, de una población potencial de 137 mil 543 alumnos en el estado, lo que representa el 9.54 por ciento.

Precisamente, afirmó el legislador, se decidió presentar este punto de acuerdo para beneficiar a los estudiantes guerrerenses de este nivel, ya que esto garantiza que “los alumnos incorporados al Programa Nacional de Becas, lleven a cabo sus estudios bajo condiciones de acceso, permanencia y una terminación satisfactoria, independientemente de su condición socioeconómica, ubicación geográfica, étnica o de género”.