CHILPANCINGO, Gro., 6 de abril de 2020.- Integrantes del Frente de Grupos Vulnerables y Discapacitados de la capital, bloquearon la avenida Benito Juárez frente a la Comisión Estatal de Derechos Humanos, para denunciar que el cierre del Zócalo afectó sus ingresos porque ya no se les permite vender en la plaza.

Unas 30 personas salieron en marcha de la alameda central Granados Maldonado y cerraron el paso por media hora para demandar la intervención del organismo de Derechos Humanos.

El dirigente del Frente, Silvestre Rodríguez Fernández, dijo que tras el cierre del Zócalo por la emergencia sanitaria, las ventas de periódicos, dulces, semillas y antojitos mexicanos fueron perjudicadas, y los gobiernos municipal y estatal no les dieron alguna alternativa para seguir obteniendo recursos económicos para llevar durante la contingencia.

Acusó que el alcalde Antonio Gaspar sólo les otorgó 38 despensas cuando le solicitaron 56 para las familias que integran el Frente. Asimismo demandó que se cree un programa especial para apoyar a los comerciantes de Chilpancingo.