ACAPULCO, Gro., 24 de noviembre de 2016.- La directora de Participación Social y Política del Instituto Nacional de las Mujeres (Inmujeres), Paula Soto Maldonado pidió que se hagan las modificaciones para reconocer la violencia política de género como delito.

Entrevistada después de su ponencia de la aplicación desde los OPLES del protocolo de violencia política contra las mujeres, Soto Maldonado sostuvo que espera que “así como se mostró la voluntad política” del gobierno estatal con la firma del convenio para la creación del observatorio de participación política de las mujeres guerrerenses, también se hagan las modificaciones para reconocer la violencia política de género.

Asimismo informó que Guerrero, Oaxaca y Chiapas, son los estados donde se encuentran el mayor número de denuncias de violencia política de género. Y que según datos de la Fepade, los casos incrementaron a 103 en un lapso de un año, luego de que 2014-2015, se registraron 38 y un 2012 tan sólo dos.

Sobre este tema, Soto Maldonado calificó de lamentable el caso de la alcaldesa de Apango, Felícitas Muñiz Gómez e hizo un llamado urgente para que las autoridades estatales “la acompañen en este proceso” y le garanticen sus derechos para asumir la obligación que tiene de gobernar.