CIUDAD DE MÉXICO, 18 de julio de 2016.- “Con toda humildad, les pido perdón”, expresó el presidente Enrique Peña Nieto por el caso de la llamada Casa Blanca, el cual admitió su responsabilidad de “este error” de que lastimó la investidura presidencial.

De acuerdo con Quadratín México, durante la promulgación de las leyes del Sistema Nacional Anticorrupción, el Primer Mandatario dijo que si se quiere recuperar la confianza ciudadana es un deber ser autocríticos y verse al espejo.

“En carne propia sentí la irritación de los mexicanos. La entiendo perfectamente”, recalcó Peña Nieto sobre la información difundida en noviembre de 2014 que causó gran indignación entre los mexicanos sobre la propiedad que adquirió su esposa, la Primera Dama Angélica Rivera.