ACAPULCO, Gro., 18 de enero de 2019.- Maestros y padres de familia de la primaria Niños Héroes, ubicada en la unidad habitacional El Coloso del puerto, pidieron a las autoridades educativas que doten de aulas móviles a los alumnos, pues el plantel sufrió daños estructurales durante los sismos de septiembre de 2017 y desde entonces toman clases a la intemperie.

El director Jesús Sánchez Gómez informó que este año inició la reconstrucción del edificio, por lo que 12 de los 18 grupos, principalmente de cuarto a sexto grado, se quedaron sin salones.

Criticó que ni el Instituto Guerrerense de la Infraestructura Física Educativa (IGIFE) ni la Secretaría de Educación Guerrero (SEG) previeron un plan de aulas alternas para que los niños tomen clases mientras se construye el nuevo edificio, por lo que unos 300 estudiantes reciben su educación en la cancha techada y bajo los árboles, expuestos al polvo de la obra y el sol.

Agregó que la única solución que han recibido hasta el momento fue por parte del asesor del gobernador Héctor Astudillo, César Flores Maldonado, quien les prestó 25 lonas de eventos políticos para cubrir a los alumnos del sol.