CIUDAD DE MÉXICO, 8 de marzo de 2021.- En nombre del Grupo Parlamentario del PAN, la senadora Kenia López Rabadán exigió que las autoridades conserven intacto el muro de Palacio Nacional como un memorial para recordar siempre a todas las mujeres que no regresaron a casa.

La panista, quien también es presidenta de la Comisión de Derechos Humanos, refirió que en el país se asesinan a más de 10 mujeres al día; más de 600 mujeres denuncian diario agresiones por violencia familiar; y en este gobierno han desaparecido más de cuatro mil 200 mujeres.

En conferencia de prensa conjunta convocada por el Comité Ejecutivo Nacional, advirtió que la violencia en contra de las mujeres va en incremento y el Presidente de la República ha decidido no ver, no oír y no atender los reclamos de todas las mujeres que exigen justicia y verdad en nuestro país, manifestó.

“Construyó un muro, con el que pretendía no escuchar los reclamos legítimos de madres, hermanas, hijas o amigas, manifestándose a favor de otras mujeres. Esta actitud machista describe de cuerpo entero a esta administración”, refirió la senadora López Rabadán.

La panista destacó que las mujeres representan más del 51 por ciento de la población mexicana, ocupan más del 51 por ciento de las matrículas de las universidades, más del 52 por ciento de la población económicamente activa, y sin embargo el gobierno quiere seguir silenciando sus voces.

“No se trata de una dádiva o de una concesión graciosa, somos más de la mitad de la población y nuestros derechos deben ser garantizados”, enfatizó López Rabadán.

En el marco de la marcha que se llevará para conmemorar el Día Internacional de la Mujer, la senadora Kenia Lopez Rabadán exigió conservar intacto el muro, “irresponsablemente levantado por López Obrador y Claudia Sheinbaum”, sea un memorial para recordar siempre a todas las mujeres que no regresaron a casa. “Los nombres de las mujeres ahí escritos, no se pueden destruir, ni borrar”.

Espera que este lunes 8 de marzo, no se envíen grupos de choque a las manifestaciones, que no generen desde el gobierno, violencia ni represión. Que se garantice la seguridad de las manifestantes y que todas con libertad, podamos marchar en persona, en la Ciudad de México, en los estados, para aspirar así a que este gobierno deje de ser machista y destine presupuesto.