CHILPANCINGO, Gro., 10 de febrero de 2016.- Familias Indígenas del Consejo de Comunidades Damnificadas de La Montaña (Ccdm) pidieron mediante una carta dirigida a la Nunciatura Apostólica en México, que el Papa Francisco, durante su visita al país, reciba a las familias de los 43 estudiantes desparecidos de Ayotzinapa.

La mañana de este miércoles en conferencia de prensa, en la Red Guerrerense de Derechos Humanos en Chilpancingo, representantes del Consejo dieron a conocer que el pasado 6 de febrero, 250 pueblos de 14 municipios de La Montaña acordaron enviar una carta al Papa Francisco para darle a conocer la situación en la que viven los pueblos de Guerrero.

Indicaron que principalmente se debe conocer la situación que enfrentan las 43 familias de los jóvenes de Ayotzinapa y de los pueblos damnificados por los fenómenos naturales Ingrid y Manuel en 2013, y que hasta la fecha el gobierno federal no ha cumplido con la reubicación.

La carta ya fue redactada y firmada por los pueblos que integran el Ccdm y esperan que la tarde de este miércoles, la Nunciatura Apostólica en México pueda recibir a una comisión de estas familias quienes piden que el Papa Francisco lea la carta y pueda exigirle al gobierno mexicano, les haga justicia a los pueblos de La Montaña de Guerrero.

En la conferencia estuvieron Juana Neri Eulogio, delegada de la comunidad San José Laguna del municipio de Tlacoapa, quien dijo que en su comunidad siguen ser reconstruidos caminos y puentes además de un centro de Salud.

También Victorina Rosendo Arce de Colombia de Guadalupe, Acatepec quien dijo que en su comunidad hace la falta la reconstrucción de viviendas.

En su participación, Abel Barrera del Centro de Derechos Humanos La Montaña, Tlachinollan aseguró que los pueblos damnificados desean manifestar su sentir al Papa, debido a que la mayoría de estos pueblos comulgan con la iglesia católica y creen que la visita del pontífice a México debe ser para bien a la sociedad y no sólo sirva para que las autoridades busquen congraciarse.