ACAPULCO, Gro., 23 de agosto de 2016.- Ex integrantes del Movimiento Estudiantil Kiosko protestaron afuera de las oficinas de la Fiscalía Regional en este puerto para denunciar a la líder, Margarita Martínez García.

En un primer instante, los aproximadamente 100 jóvenes desertores que formaron parte del movimiento, marcharon del Ayuntamiento rumbo a la Fiscalía, para exigir que el movimiento desaparezca y “que se acabe esta corrupción que según ella (Margarita Martínez)  dice combatir, pero realmente la corrupta es ella”.

Los manifestantes exigieron que Martínez García les devuelva a cada uno, la cantidad de 40 mil pesos que la líder solicitó a los jóvenes que fueron rechazados de la Universidad Autónoma de Guerrero (Uagro) para ingresarlos a la Universidad Hipócrates  y así pagar sus colegiaturas.

No obstante, señalaron que Margarita Martínez se quedó con el recurso e incumplió en ingresarlos a la universidad.

En entrevista, Janeth Ortega, ex integrante del movimiento estudiantil explicó que se manifestaron afuera de la dependencia, para pedir al fiscal general del estado, Xavier Olea Peláez que “agilice la denuncia en contra de esta señora, para que giren la orden de aprehensión o mínimo pueda haber una respuesta favorable”.

También expresó que la líder estafó a todos los jóvenes con distintas cantidades dejándolos “a su suerte, no los ingresó a las facultades dónde iban”, por lo que hay jóvenes que aún no han ingresado a la Uagro y todavía se les debe su dinero.

Además señaló que cuando estaban dentro del movimiento en la glorieta de La Diana, varios integrantes sufrían de maltrato psicológico, los dejaban sin comer tres días, así como hacer guardias.