ACAPULCO, Gro., 11 de junio de 2016.- Diputados locales del Partido de la Revolución Democrática tuvieron un “encuentro de amigos” con el ex gobernador Ángel Aguirre Rivero el pasado jueves en la Ciudad de México, donde le pidieron que se mantenga cerca del partido.

De acuerdo con lo publicado por el diario El Sur este sábado, 10 legisladores fueron invitados por Aguirre Rivero a un desayuno en un restaurante de dicha ciudad, entre ellos la coordinadora de la fracción del PRD en el Congreso local e integrante de Movimiento Alternativo Social (MAS),  Érika Alcaraz Sosa; Carlos y Crescencio Reyes Torres, de Alternativa Democrática Guerrerense (ADG); Sebastián de la Rosa y Maricarmen Cabrera Lagunas, de Coduc; Silvia Romero e Isidro Duarte Cabrera, de Izquierda Progresista de Guerrero (IPG), la corriente del ex gobernador.

Así como Eloísa Hernández Valle, de Grupo Jaguar; Rosa Coral Mendoza Falcón, de Nueva Mayoría (NM),  y Raymundo García Gutiérrez, de Democracia Social (DS).

Según uno de los asistentes a la reunión, Aguirre Rivero les contó que ha dialogado con el vicecoordinador del PRD en la Cámara de Diputados, Guadalupe Acosta Naranjo, y con el presidente de la mesa directiva de la misma, Jesús Zambrano, y les dijo que si en algún momento consideran pertinente podrían reunirse. Además les informó que “buscarán cómo fortalecer un proyecto estatal rumbo a lo nacional”

Consultado sobre la reunión, el diputado Raymundo García mencionó que fue un encuentro de amigos en el que le externaron su aprecio y le pidieron que “se sume más” al partido.

“Le estamos pidiendo que se reincorpore, le estamos pidiendo que se mantenga en sus amistades, amigos, para que podamos ir nosotros impulsando un proyecto esencial; él trae una inquietud social igual de fortalecer e ir manteniendo la caravana que trae, una fundación, Corazón de Ángel, que trae ahí, le estamos pidiendo que lo siga fortaleciendo, haciendo recorridos en las regiones, sobre todo apartadas donde no se tiene equipo necesario porque necesitamos que esa fundación que la está patrocinando, que la siga fortaleciendo”.

Ante dicha petición, comentó, el ex perredista respondió que le da gusto que haya personas interesadas en que el continúe cerca del partido pero que seguirá enfocado en su fundación Corazón de Ángel.

Agregó que “estamos pidiendo que se sume él con sus amistades […] no le estamos pidiendo que venga a dirigir el partido ni algún cargo, sino estamos pidiendo que (se) siga manteniendo en el partido”.

El también coordinador estatal de la corriente Democracia Social descartó que afecte al partido que Ángel Aguirre permanezca cerca del PRD y negó que la reunión haya sido una invitación a incorporarse al grupo de Guadalupe Acosta Naranjo porque dijo que él sabe que en el partido tienen una trayectoria en diferentes corrientes.

Por otra parte, entrevista vía telefónica, la diputada Eloísa Hernández Valle, de Grupo Jaguar, informó que durante el desayuno se tocaron temas de gestión y programas sociales con el ex gobernador.

“Él ofreció orientarnos un poco, quienes así lo quisiéramos, una reunión de fracción, más bien de allá para acá, una forma de decir yo tengo experiencia, si en algo puedo ayudar estoy a sus  órdenes”, expresó, y agregó que le solicitaron que no se aleje del partido.

“Sí, de alguna manera  tocamos temas partidistas. Más que nosotros pedirle, fue un tema muy rápido que comentamos, él ha comentado que llegó para quedarse, tú sabes que él renunció al PRD pero él manifiesta que tiene grandes amigos en la izquierda, que conservará esa relación y en la medida de lo posible continuará haciendo lo propio en este partido”, dijo.

Asimismo negó que en la reunión se mencionaran las observaciones de irregularidades hechas por la Auditoría Superior de la federación (ASF) a la administración del ex mandatario o del caso Iguala, hecho que motivó su renuncia a la gubernatura de Guerrero a finales del 2014, y al PRD en febrero del 2015.

Por su parte el diputado Sebastián de la Rosa Peláez dijo que acudió a la reunión porque “la gente del equipo del ciudadano” le pidió especialmente que asistiera y de manera escueta dijo que fue “un encuentro de amigos”  donde se saludaron y no hablaron de nada, sólo “almorzamos y nos salimos”.

“No hubo tema político de cual hablar, pues sí se habló de Guerrero, de lo que está  pasando, cómo está la situación de la violencia, de todo ese tipo de cosas, pero de ninguna otra situación, que ni me interesa, qué mensaje se busca, qué se quiso decir, que no se quiso decir, no me interesa el asunto, no le veo, no voy a hablar más del tema”, manifestó.