ACAPULCO, Gro., 28 de noviembre de 2021.- La diputada Beatriz Mojica Morga planteó reformar la Ley de Reconocimiento, Derechos y Cultura de los Pueblos y Comunidades Indígenas del Estado de Guerrero para especificar la garantía del respeto a los derechos humanos de las personas, particularmente la dignidad de niñas, niños y adolescentes, quedando prohibida la venta de menores de edad.

De acuerdo con un boletín, esto en una iniciativa que analizan las Comisiones Unidas de Asuntos Indígenas y Afromexicanos y de las Niñas, Niños y Adolescentes, donde la legisladora señala que los matrimonios y uniones infantiles tempranas y forzadas en las comunidades de Guerrero son una problemática real que afecta los derechos de las y los menores, y que tiene su origen, principalmente, en la pobreza, la falta de acceso a servicios y oportunidades de desarrollo, dañinas normas sociales y la desigualdad de género.

Refiere que en Guerrero hay pocos datos disponibles sobre el matrimonio infantil, por lo que es muy probable que se esté subestimando la magnitud de esta práctica, ya que además existen uniones informales sin registro oficial, que son mucho más comunes que los matrimonios formalizados.

La legisladora indica que pertenecer a una comunidad indígena o afrodescendiente aumenta los riesgos para que las niñas y adolescentes sean orilladas a unirse en matrimonio, resultado de la fuerte desigualdad y vulnerabilidad que afrontan estos grupos, incluyendo la marginación, la discriminación y la pobreza.

Agrega que “los matrimonios y uniones infantiles, tempranas y forzadas contribuyen a que se perpetúe el ciclo de pobreza y a menudo generan consecuencias físicas, psicológicas y emocionales. Además, las niñas y adolescentes que se unen antes de los 18 años tienen más probabilidades de experimentar violencia por parte de su pareja, incluyendo violencia sexual, física, psicológica y emocional”, abundó.