ZIHUATANEJO, Gro., 21 de febrero de 2020.- En las escuelas de este municipio no existe ningún protocolo para garantizar la seguridad de los alumnos, pues es muy común que los estudiantes de primaria y secundaria lleguen y se vayan solos.

De acuerdo con la información recabada se sabe que se ha habido reuniones entre autoridades educativas y padres de familia, sin embargo, algunos de estos últimos no están dispuestos a llevar y recoger a sus hijos de los planteles educativos, a pesar del caso de Fátima Cecilia, niña de siete años que fue privada de su libertad y asesinada en Ciudad de México al salir de la escuela.

Sobre el tema, el director de la primaria Vicente Guerrero, Julio César Flores Mandujano, dijo que la situación es la misma en todos los planteles y aseguró que es apatía de los padres de familia, a quienes se ha insistido en el cuidado de los menores.

Comentó que se tienen programadas reuniones para crear estrategias para concientizar a los padres, pues no hay un protocolo como tal. Explicó que siempre hay un maestro de guardia en la puerta, aunque reconoce que es difícil entregar a los niños a sus padres porque muchos de ellos no acuden. “La mayoría de los niños se van solos a partir del tercer grado”, dijo.

Mencionó que hay padres muy responsables que mantienen el cuidado puntual, pero de los 328 alumnos de esta escuela, unos 150 se van solos a sus domicilios, por lo que considera que los padres tienen que poner de su parte. “Nosotros no rehuimos a la responsabilidad del cuidado dentro de la escuela, pero a la salida ya no podemos ir a dejarlos a su casa”, señaló.

Flores Mandujano apuntó que la salida de la escuela es a las 12:30 horas, pero se da el caso de que a las 13:30 todavía hay niños esperando que lleguen a recogerlos, se les llama a los papás o se les ha entregado donde están, pero esto no puede seguir repitiéndose.

Comentó que en alguna ocasión se ha tenido que encargar a los niños con docentes del turno vespertino, hasta que llegan sus padres por ellos.

En el caso de los alumnos de primer grado, explicó que se entregan en sus salones, ya que los maestros conocen a los padres, pero consideró que son necesarias mayores medidas con el apoyo de los familiares.