TAPACHULA, Chis., a 01 de octubre de 2019.-En Chiapas, migrantes africanos cumplieron 48 días de protestas, marchas y acciones de resistencia pacífica, sin que el gobierno mexicano fije una posición para atender a este grupo de extranjeros que huye de la pobreza, hambre, inseguridad, guerrillas, falta de empleo, diferencias religiosas y violencia.

“Que no nos confundan, somos personas de Dios y andamos con él”, señala Esteban en su angustia al pedir a las autoridades federales el libre tránsito por México.

Desde la estación migratoria existen cientos de migrantes que están orando de manera continua para que los más de 3 mil africanos puedan dejar Chiapas para avanzar a la frontera norte.

Sigue la nota en Quadratín Chiapas.