CIUDAD DE MÉXICO, 10 de abril de 2019.- Una nueva modalidad en el robo de hidrocarburos se empieza a hacer cada vez más frecuente, la presencia de los llamados piratas huachicoleros, quienes atacan las plataformas petroleras que se encuentran en altamar, principalmente las ubicadas en la Sonda de Campeche.

Así lo dieron a conocer los diputados integrantes de la Comisión de Marina en la Cámara de Diputados, quienes aseguraron que este delito se va incrementando, pues en solo dos años, de 2017 a la fecha, estos huachicoleros marinos han robado al menos en 300 ocasiones las plataformas petroleras del Golfo de México.

Ante ello la comisión exhortó, a través de un punto de acuerdo, al titular de la Secretaría de Marina (Semar) a continuar las acciones de vigilancia, operación y patrullaje permanente para contrarrestar estos actos vandálicos, especialmente, en la Sonda de Campeche.

Pidieron inhibir delitos contra pescadores de la región; también exhortaron al director General de Petróleos Mexicanos (Pemex), Octavio Romero, a reforzar la seguridad en esas instalaciones. Desatacaron que la Sonda de Campeche es una parte importante para el Estado mexicano, pues es una de las áreas geográficas de producción petrolera relevante, en la que Pemex y diversas compañías del sector privado realizan operaciones de gran importancia para la economía del país.

Cómo atacan los piratas huachicoleros y otros grupos

De acuerdo con lo señalado en el documento, los piratas huachicoleros abordan con violencia las plataformas petroleras, ya que aprovechan que se encuentran en altamar, aisladas y en indefensión pues el personal que ahí labora está expuesto y sin forma de repeler el robo y las agresiones.

“Se ha suscitado por lo menos 300 veces desde 2017, pero en los últimos meses estos ladrones se apoderan de equipo, materiales y objetos de valor, hidrocarburos procesados o en crudo.

El número de asaltantes y de lanchas rápidas con las que llevan a cabo sus fechorías cada vez va en aumento, así como su nivel de agresividad y violencia”, explicó la presidenta de la Comisión de Marina, la perredista Mónica Almeida.

De igual forma, los legisladores advirtieron de las actividades de otros grupos armados, “modernos piratas”, quienes abordan en altamar a pescadores ribereños para despojarlos de lanchas, motores, artes de pesca, mercancías y pertenencias.

Así como el robo de embarcaciones atracadas en muelles, lo cual, afirmaron, afecta una actividad que contribuye a la economía local, a la seguridad alimentaria y al ingreso de cientos de familias.

Más información en Quadratín México.