ZIHUATANEJO, Gro., 11 de noviembre de 2017.- El presidente de la Asociación de Restauranteros de playa Las Gatas, Roberto Bustos, dijo que la escultura del Rey de Reyes no logró ser un atractivo turístico como se pensó cuando se sumergió hace casi 10 años en la bahía de Zihuatanejo.

La imagen en aleación de bronce de Jesucristo, ubicada a un costado del rompeolas de playa Las Gatas, tiene una altura de siete metros y ha sufrido deterioro por la sal del mar y el mal trato que le dan los prestadores de servicios marítimos, quienes amarran sus embarcaciones en las muñecas de la escultura, lo que provocó que una mano se desprendiera hace unos meses.

El dirigente restaurantero precisó que este atractivo turístico de corte religioso no tuvo la difusión necesaria, por lo que realmente muy pocos turistas saben de él, aunque los prestadores de servicios náuticos continúan ofertando los recorridos para ir a realizar snorkel al punto en el que se encuentra.

Mencionó que la Capitanía de Puerto debe vigilar que los turisteros no aten cables a la imagen porque esto ha acelerado el desgaste de la estatua.

Externó que tanto autoridades como prestadores turísticos deben hacer una evaluación de la importancia del Rey de Reyes y decidir si continúa en el mismo sitio o se traslada a un lugar en el que genere más impacto con los visitantes.