MORELIA, Mich., 7 de julio de 2019.- La Iglesia Católica no marca ni etiqueta a las personas y siempre ofrece la posibilidad de cambiar y por eso el templo de La Inmaculada de la capital de Michoacán abrió sus puertas al conductor de televisión Mauricio Clark para que diera su testimonio personal de vida, afirmó el obispo auxiliar de Morelia, Juan Espinoza.

Pese a que la Organización de las Naciones Unidas ya se manifestó en contra de las llamadas terapias de conversión y de la oposición de la comunidad LGBTTT+ michoacana en contra del discurso del periodista de espectáculos por atentar contra sus libertades, el obispo auxiliar señaló que no excluyen ni etiquetan, pero si hay un cambio y una conversión ¡Bendito sea Dios!

“Mauricio es una persona ha causado impacto en la sociedad; la Iglesia siempre está abierta en ese sentido, en algunos momentos la Iglesia ha sido muy estrecha también, ahora bajo los principios de la pluralidad, el diálogo y el respeto a las personas la iglesia invita a la conversión”, consideró Espinoza y se dijo sorprendido por la transformación de la vida de Clark.

La nota aquí.