ZIHUATANEJO, Gro., 3 de julio de 2020.- Este viernes, segundo día de la llamada Nueva Normalidad, las playas lucieron vacías y se vio a muy pocos turistas caminando por la franja de arena.

Hasta el mediodía, Paseo El Pescador y las playas Principal y La Madera estaban prácticamente desiertas y los restaurantes apenas y tenían una o dos mesas ocupadas.

Arturo Valdovinos, empleado de un restaurante de playa Principal, dijo que espera que en el transcurso del mes comience a llegar más gente, aunque sea sólo los fines de semana. “Es un respiro para nosotros que teníamos ya más de dos meses sin trabajar”, indicó.

Mencionó que pidió prestado a familiares para pagar la renta y tuvo que vender su motocicleta y un videojuego de sus dos hijos para apenas sacar algunos gastos de su casa.

Agregó que esta semana, los trabajadores recibieron un curso de capacitación sobre las medidas sanitarias que deberán aplicar. “Les tomamos la temperatura a los clientes, les damos gel antibacterial y cada que viene un cliente nuevo, cambiamos manteles y servilletas, además de que ya contamos con menús digitales, apuntó.