CHILPANCINGO, Gro., 31 de enero de 2015.- Sobre el bulevar a Petaquillas, a la altura del hotel Venecia, se concentraron alrededor de 150 pobladores, para manifestar su apoyo al ingreso de los policías comunitarios, disidente de la Unión de Pueblos y Organizaciones del Estado de Guerrero (UPOEG) en el Ocotito.

 

En el lugar continúan elementos de las Secretaría Defensa Nacional (Sedena), quienes solicitaron a los comunitarios dejar las armas y dieron 15 minutos de plazo, sin embargo, cumplido el tiempo no han hecho nada.

 

Pese al arribo de los pobladores persiste el conato de desarmar a los comunitarios por instrucciones del Ejército.