IGUALA, Gro. 10 de diciembre de 2014.- A dos semanas del secuestro de Ezequiel Chávez Adán, su padre Javier Chávez denunció que no ha recibido respuesta de las autoridades. Sin embargo, asegura que el joven de 18 años sigue con vida.

 

Según publica El Golfo, el señor Chávez dijo que ante la falta de atención, “yo he estado moviéndome día y noche sin descansar”, porque, aseguró, “creo que estaré abrazando a mi hijo más tarde”.

 

De acuerdo con el padre, los hechos habrían ocurrido a plena luz del día en el municipio de Iguala, Guerrero, cuando cuatro hombres subieron al joven a una camioneta blanca durante el trayecto que separaba su casa de la tienda.

 

Javier Chávez aprovechó para agradecer el apoyo y mensajes de la gente, pues ha surgido una confusión en torno a la supuesta muerte de su hijo.

Finalmente, aseveró que el jueves podría tener más información sobre el paradero de su hijo Ezequiel Chávez.

 

Leer más en El Golfo y SDP Noticias