ACAPULCO, Gro. 7 de mayo de 2019.- La Policía Municipal de este puerto gobernado por Morena se resistió a ingresar al poblado de Xaltianguis por los enfrentamientos armados de esta mañana, hasta que el gobernador Héctor Astudillo Flores ordenó a las demás corporaciones de seguridad que lo hicieran.

De acuerdo con fuentes oficiales, la Mesa de Coordinación Estatal para la Construcción de la Paz pidió al secretario de Seguridad Pública municipal, Gerardo Rosas Azamar que interviniera la Policía Preventiva a Xaltianguis ante las balaceras.

Sin embargo, el funcionario municipal pidió consultarlo primero con el alto mando de la Guardia Nacional. Ante su tardanza, Astudillo Flores pidió a las demás instancias que atendieran el conflicto armado y fue hasta entonces que la policía municipal accedió a seguir a las demás corporaciones.
En declaraciones esta mañana, la presidenta municipal Adela Román Ocampo reconoció que había sido informada “que el gobernador había ordenado que entraran para ver la situación, para lograr que ya no sigan más enfrentamientos”.

Román Ocampo omitió que su secretario de Seguridad había retardado la intervención de la policía municipal, bajo la excusa de que lo consultaría primero con el mando de la Guardia Nacional.