CIUDAD DE MÉXICO, 15 de febrero de 2019.- En el quinto y último día de audiencias públicas en materia de Guardia Nacional, David Ramírez de Grey, coordinador del Programa de Seguridad en México Evalúa, indicó que hablar de policías locales en el país es referirse a cuerpos débiles, estigmatizados por la sociedad y corrompidos y amenazados por la delincuencia organizada.

De acuerdo con la Encuesta Nacional de Victimización y Percepción sobre Seguridad Pública (Envipe), el 51.8 por ciento en 2018 aceptó no confiar en su policía municipal, mientras que el 70 por ciento considera que esta corporación es corrupta. 

Sin embargo, señaló que dicha situación es preocupante, pero no sorprende al responder un largo historial de prácticas que han institucionalizado la desatención de las policías locales y desprestigiado a la función policial. 

En un ejercicio de parlamento abierto con el tema Profesionalización, capacitación y uso de la fuerza en temas de seguridad, dio a conocer a los senadores de la República que en 2017 el 85.8 por ciento de los policías compró con dinero propio al menos un accesorio para sus funciones, como uniforme, botas, chalecos, equipo de radio comunicación e incluso armas.  Según la Encuesta Nacional de Estándares y Capacitación Profesional Policial (Enecap), sólo el  18.4 por ciento de las policías a nivel municipal está en funcionamiento y sin capacidades profesionales.

Criticó que en lugar de optar por revestir este proceso de erosión, se ha incentivado un sistema donde gran parte de las policías locales viven de la extracción de rentas de aquellos que deberían de proteger.